desde mi córner

Luis Carlos Peris

El 'maracanazo' nubló lo demás

Lo del Sporting le quitó foco a todo, pero la escalada del Sevilla es un hecho, como lo dadivoso del Betis

SIN duda, la jornada liguera fue acaparada por el maracanazo sufrido por el Real Madrid en general y por Mourinho en particular. Doloroso traspié por venir el agravio del primer enemigo que el portugués se echó en la Liga. Llevaba más de un decenio Mourinho sin perder de local y tuvo que ser Preciado, gran persona y entrenador enorme, el que le rompiese la vitola de invencible como anfitrión. Derrota que deja la Liga vista para sentencia a no ser que al Barça le dé por dejar de hacer lo que es su costumbre, ganar. Nada de lo ocurrido en este fin de semana tiene importancia al lado del triunfo sorprendente del Sporting.

Si acaso, que la escalada del Sevilla es una realidad y que ya hasta la cuarta plaza parece posible. Sin jugar bien ante un Zaragoza que es poca cosa, el Sevilla tiró de recurso y de picardía para desatascar lo que se le había atascado en un lance a balón parado. Jesús Navas había habilitado a Perotti anteriormente y el propio Jesús dejó a Martín Cáceres en posición de hacer daño para que hubiese once metros a cargo de Kanoute. En el apartado negativo hay que reseñar que al Sevilla le falta fluidez en su fútbol. Se ha compactado, las líneas están más juntas y en ello tiene mucho que ver el chileno Medel, pero no debió pasar tantos apuros ante un Zaragoza tan poquita cosa.

Por lo que concierne al Betis volvió a tropezar en una piedra que se le cruza recurrentemente en los últimos años. La piedra es que no se da trazas el equipo bético en resolver las citas clave. Cada vez que se califica un partido como el del año, partido que el Betis no resuelve. Ante el Celta debió dejar visado medio ascenso, o más, y ni siquiera supo sacarle partido a la superioridad numérica. Quizá le sea exigible al equipo una vuelta de tuerca, algo más de intensidad, pero lo cierto es que tanto en Vallecas como antier en Heliópolis, la tropa de Pepe Mel no dio la talla. Lo mejor es que resta una jornada menos; lo peor es que un fallo puede arruinarte todo el curso.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios