El medio centro

Carlos G. Izquierdo

Ni mejores ni peores que nadie

Interior intervino porque una entidad sin patria puso en duda la actuación de las Fuerzas de Seguridad de España

ES curioso que la desproporcionada intención de la UEFA de cerrar el estadio Vicente Calderón por el hecho de que la policía cumpliera con su trabajo al intentar reducir a una manada de salvajes haya despertado tanta controversia. Y quizá sea el momento de dejar claras las cosas después de que se hayan insinuado favoritismos al Atlético de Madrid.

1. Durante la pasada semana se han desatado ataques contra el fútbol y las fuerzas de seguridad españolas. Esos ataques, por parte de la Federación Inglesa de Fútbol y por parte de un equipo francés, se centran en dos aspectos, el racismo y Madrid, la ciudad que aspira a celebrar los Juegos Olímpicos de 2016 y capital de un país que aspira a celebrar la Copa del Mundo de Fútbol de 2018. Dos acontecimientos muy golosos que beneficiarían a todo el país.

2. El Ministerio del Interior no interviene por el hecho de que el club afectado sea el Atlético de Madrid. Bastante tiene el Gobierno con lo que tiene como para meterse en estas menudencias. El Ministerio del Interior interviene porque un organismo sin patria y con su particular ley pone en duda la intervención de las Fuerzas de Seguridad de España, un Estado democrático y de pleno derecho. Si alguien cree que existen irregularidades que acuda a los Juzgados.

3. La actitud de los seguidores del Olympique, incluidos los falsos discapacitados a los que se dio un trato preferente, fue tal y como se refleja en las imágenes que han salido a la luz. O peor.

4. Los españoles no somos mejores ni peores que nadie. En todos los campos hay un grupo de cafres con actitudes racistas, xenófobas, homófobas y despreciables. Estos grupos, sí, deberían ser erradicados de los estadios. Pero que nadie olvide tampoco que España es uno de los pocos países europeos, por no decir el único, en el que las familias y los niños pueden acudir a los estadios a ver tranquilamente un partido de fútbol.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios