Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Un merecido triunfo

Alos enemigos de Rocío Mohedano les advierto una cosa: como ataquen a mi amiga, o a alguno de los de su casta, se las van a ver conmigo que, aunque servidor no ponga velas negras como Lola Montero, tampoco me quedo corto cuando de defender a alguien querido se trata. La Pantoja estaba cansada de la familia Rivera pero yo no lo estoy menos de escuchar barbaridades acerca de una gente cuyo único "pecado" es mostrar hacia su profesión, y al público, un respeto intachable.

Por eso pienso que es una elegante "bofetá sin mano", como decimos aquí, el triunfo que Chayo cosechó el jueves en el Teatro Principal de Valencia recreando la obra de Falla, El amor brujo. Ella, igual que su tía Rocío, hizo suya la partitura y, junto a los setenta músicos de la orquesta sinfónica que la acompañaba, convenció a los espectadores de que, lo suyo, es cantar. "Una oportunidad como ésta se me ha presentado pocas veces", me contaba ayer tan emocionada que hasta a mí me hizo vibrar con su relato.

Es buena niña. Se lo aseguro a todos ustedes. Y merece que, en lugar de que le pongan piedras, le allanen el camino, mínimo, con la misma generosidad que se muestra hacia el resto de artistas. "Parece que tenga que estar justificándome siempre", decía sin que nada pudiera nublar su felicidad. "Lo mejor es comprobar lo orgullosa de mí que está mi gente". Es decir, su padre, su madre, su tío, José Ortega Cano, su tía Gloria y su marido, José… Todos los que compartieron con ella el estreno de una función que se representará durante diez días y que, más tarde, saldrá de gira por ciudades como Madrid o Tenerife. El resto de los suyos, como Antonio, su pareja, o su prima Rocío, no pudieron asistir al evento para repartirse durante las próximas representaciones y no dejarla sola. De hecho, su novio -que la llamó antes y después del espectáculo-, irá hoy a disfrutar de un arte que "la más grande", allá donde esté, sigue apoyando. Por eso no le faltan proyectos a Rosario: próximo disco y otras sorpresas que, a más de uno, dejarán sin palabra. No se las pierdan.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios