El parqué

Pablo Cumella

Otro mes en rojo

EL descenso de última hora del petróleo, cuya carestía ha puesto en pie de guerra a trasportistas y pescadores de medio mundo, fue el bálsamo que llevó a los mercados recuperar el aliento esta semana. Cinco jornadas en las que no faltaron las malas noticias, especialmente para España: desde la constatación de que la construcción está en caída libre, a la escalada de la inflación o la confirmación de que no habrá superávit hasta 2011.

Aún así, el Íbex recuperó un modesto 0,17% en la semana para situarse en 13.600,9 puntos, aunque el leve rebote no impidió que se dejara un 1,43% en mayo, el peor dato desde enero, en contraste con la subida del 4% de abril. El selectivo registró, así, la evolución más negativa entre sus pares europeas. París y Francfort saldaron el mes con subidas, y Londres acabó con leves descensos.

Las mayores subidas semanales del Íbex fueron para Gamesa, con un 7,05% más. Le siguieron Enagás y REE, con alzas del 4,87 y el 4,45%, la semana en la que el Gobierno aprobó la planificación energética hasta 2016, que prevé inversiones en infraestructuras de gas y electricidad de 20.000 millones.

Gas Natural, Endesa y Unión Fenosa también acabaron con ganancias del 2,5 y el 4,4%, más abultadas que las de Iberdrola, que sólo logró un 0,43% más. Telefónica sumó un discreto 0,54%, y Repsol-YPF acabó en rojo, con una caída del 1,41%.

En el sector bancario, el Santander acabó con un avance del 0,45%, mientras que BBVA cedió un 1%. La banca mediana saldó la semana con suerte dispar: el Sabadell ganó un 1,56% y el Popular perdió un 2,72.

Peor le fueron las cosas a Telecinco, farolillo rojo de la semana con un descenso del 5,93%, seguido por Ferrovial, con un 5% menos.

Protagonismo especial mereció el petróleo. El oro negro empezó la semana cerca de los 133 dólares y la acabó en los 128. El euro mejoró posiciones para cambiar a 1,5561 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios