La ciudad y los días

Carlos Colón

45 minutos sobre Sevilla

MERVIN Leroy le dio a Van Johnson 30 segundos para volar sobre Tokio. Nuestro Ayuntamiento, generoso él, les da a los sevillanos 44 minutos y medio más para circular por el centro. Pero ni uno más. O la broma cuesta 90 euros de multa. Esto sucederá cuando en septiembre se apruebe el nuevo Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental. Lo de la ordenación viaria me imagino lo que es; pero lo de la protección de la zona monumental, dicho por este Ayuntamiento, no sé lo que será. ¿Echar al equipo de gobierno por lo de los pavimentos rotos recién puestos, las catenarias de la calle San Fernando, la destrucción de los hornos almohades, la tala de los árboles de la Avenida y la colocación de los naranjos de pega, las setas de la Encarnación o el mojón con ictericia de la Alameda? ¿Qué quiere decir, en esta ciudad y con este Ayuntamiento, lo de protección de la zona monumental? ¿Impedir que se cometa el laredicidio y se remate con el desplante de sus rótulos, no acometer proyectos multimillonarios para después decir que son inviables, no permitir que se que alcen rascacielos junto al casco histórico?

Me quedo con la incógnita para volver a lo de los 45 minutos sobre el centro. Hemos sabido que las cámaras que mejor servicio habrían hecho grabando los asuntillos de Mercasevilla, las deliberaciones del jurado que aprobó lo del Metropol Parasol, la adjudicación de algunas casetas de feria o mismamente los vulnerables muros de la cárcel, se van a colocar en los 13 accesos al centro y en sus nueve salidas para identificar a los infractores. Los residentes sólo podrán circular por su zona y los no residentes dispondrán de los famosos 45 minutos para hacer sus gestiones. Pero no se alarmen. En el diseño de esta cárcel urbana, más blindada que la de verdad, no se han descuidado los detalles. Nuestro Ayuntamiento no carece de sensibilidad hacia el comercio del centro ni de miramientos para con los ciudadanos: "Si alguien tiene que recoger en un comercio un bulto de grandes dimensiones y cree que va a tardar más de 45 minutos, el comerciante puede informar de la situación para que se le autorice". Muy realista.

No faltó en la presentación del proyecto el "señorita señorita que yo no he sío qua sío ese que lo hizo primero". Burgos, Venecia, San Sebastián o Londres -ciudades parecidísimas entre sí e iguales a Sevilla- ya lo han hecho, por lo que nos han tranquilizado afirmando que "no estamos haciendo nada que esté contracorriente y que no esté contrastado desde el punto de vista técnico y social". Uf. Ya me quedo más tranquilo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios