Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Ella es mucha Concha

DESDE siempre quise ser como ella. Y no es que me imaginara bajando las escaleras al ritmo de Mamá, quiero ser artista -que también- sino, más bien, lo que admiraba era su energía, su positivismo, su manera de ser feliz haciendo dichosa a la gente. Así que, si les agradan las cosas que les cuento, piensen que, en un pequeño porcentaje, todo se debe a Concha Velasco.

Pasado el tiempo, lo que es la vida, la he entrevistado para la prensa y televisión y hasta, en este último medio, hemos bailado juntos al ritmo de la música. Concha es mucha Concha tal y como va a demostrar en el mismo momento que baje hoy del AVE y tome dirección hacia el Teatro Lope de Vega de Sevilla donde, con todas las entradas vendidas, trae este fin de semana Filomena Marturano. "Llevo dos años con la función y estoy encantada. Sólo he dejado de representar algo cuando me he llevado mal con algún compañero o cuando no ha funcionado". Mientras hablamos ayer, la actriz preparaba una maleta donde no puede llevar a su perrita de cuatro meses. "Está loca perdida".

Por lo demás, ligera de equipaje en todos los sentidos, la protagonista de Herederos -de la que acaba de cerrar temporada firmando veintiséis capítulos más-, disfruta una de sus etapas más plenas. "He sabido salir adelante sola y me he dado cuenta de lo que he perdido. Vuelvo a casa y no tengo que dar explicaciones de nada a nadie", continúa esgrimiendo pensamientos a la velocidad del rayo. "¿No te cansas nunca?", le digo. "Cansado es estar en casa. Salir al escenario es una maravilla". Por eso no se retira. Ni piensa. Hay Concha para rato porque, cuando termine esta obra, planea ponerse con dos monólogos de Jean Cocteau, La voz humana y El bello indiferente. Eso, y un posible musical con lo mejor de sus títulos de este género. Madre orgullosa de sus hijos, Manuel y Paquito, "Martínez de apellido" (Marsó es un capricho del padre), la actriz se me declara muy creyente y de izquierdas. "No pienso dejar de serlo, aunque me lo prohiban". Genio y figura.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios