La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

¡No te cabe 'ná'!

El Ayuntamiento carga contra los rótulos que "vulgarizan" el centro y "su" Metrocentro es un multicolor rótulo ambulante

Mientras el multicolor Metrocentro recorre la parte más monumental del centro histórico -Catedral, Archivo de Indias, Fábrica de Tabacos- totalmente cubierto por publicidad y grotescamente tocado con el sombrero rojo de ala ancha que le colocan cada vez que Sevilla se pone de feria, el Ayuntamiento anuncia la rigurosa aplicación de la ley de ordenación urbanística a los rótulos de los comercios de dicha zona. Según el señor delegado de Hábitat Urbano "se inicia una campaña contra la vulgarización del centro y para que se vayan produciendo los cambios en los establecimientos por las buenas para que soliciten las necesarias licencias para los elementos existentes y retiren los que incumplen la normativa".

Para ello se ha realizado un estudio de las zonas más turísticas de la ciudad, identificando todos los elementos publicitarios que no cumplen la ordenanza municipal. La conclusión es la previsible para quienes chapoteamos a diario por la caótica ciénaga turístico-franquiciada-tematizada que va de la Plaza Nueva a la Puerta de Jerez y la calle San Fernando o de Arfe a Santa María la Blanca: el 77,6% de esta publicidad no respeta la normativa. Ante esto el señor delegado se ha puesto bravo: "Es la hora de actuar. No vamos a mirar hacia otro lado, ni nos vamos a quedar de brazos cruzados". ¿Hacia dónde miran cuando "su" Metrocentro, convertido en un multicolor rótulo publicitario ambulante con sombrerito, pasa ante el Ayuntamiento?

Con razón el señor delegado dijo recientemente, refiriéndose a la variedad de eventos que se celebran en la primavera sevillana, que "en esta ciudad cabe todo", frase que tiene un sentido positivo si se refiere a la variedad de la oferta cultural y otro negativo si lo hace a esos desahogados caradura de los que se dice: "¡Anda que no le cabe !". A nuestros munícipes les cuadran los dos. Porque a este Ayuntamiento que quita los veladores de la confitería La Campana con un despliegue policial digno de los intocables de Eliot Ness asaltando una destilería de Al Capone mientras calles enteras tienen las aceras ocupadas por veladores (pásense por la Cuesta del Bacalao, Alemanes, Mateos Gago o Santa María la Blanca), o que arremete contra los rótulos que "vulgarizan" el centro histórico mientras su Metrocentro lo recorre como un gigantesco rótulo publicitario ambulante con sombrero rojo de ala ancha incluido, parece caberle todo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios