PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Las navieras están hartas del lío de Astilleros

LA naviera finlandesa Viking Line es una de las más importantes de Europa. También está harta de los Astilleros de Sevilla. Una factoría naval cuyos propietarios, dueños de Astilleros Huelva, han vaciado de contenido y carecen de fondos para mantener abierta, acusados de meterse en un embolado que sobrepasa sus capacidades, para cazar subvenciones de un Gobierno andaluz que no puede consentir el cerrojazo laboral de un hito industrial de Sevilla.

Mientras nuestra imagen internacional como ciudad para construir barcos es la que propagan en el sector todos los navieros que salen tan escaldados de un proveedor cuya informalidad viene de lejos por las sucesivas zozobras empresariales (con capital público o privado), el consejero de Innovación de la Junta, Martín Soler, a quien le ha caído en suerte resucitar a una compañía en dique seco que no es capaz de sostenerse a sí misma sin estar enchufada al suero gubernamental, dijo ayer, refiriéndose a los propietarios: "No he visto en mi vida tanta irresponsabilidad".

Si su hoja de ruta para salvar Astilleros mantiene con vida la actividad fabril, al sobrecoste de la enésima salvación alguien tendrá que añadir un presupuesto extra en vuelos y hoteles por medio mundo. La vicepresidenta Salgado está de gira para convencer al mercado financiero de que España es un país fiable. Pues le andará a la zaga quien tenga que explicar en destinos como Helsinki que merece la pena fiarse de un proveedor en el que todo parecido con la economía sostenible es pura coincidencia. Ojalá veamos el día en que esta odisea llegue a buen puerto.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios