PASA LA VIDA

No somos neumáticos

SI Santiago Auserón viviera en Sevilla, cantaría Soy neumático en el jardín de plástico. Por mi pensamiento sigo el penduleo de la recogida de basura... Lo que estaba cantado era que el Ayuntamiento iba a tirar la toalla en los contenedores neumáticos y soterrados, condenados a partir de ahora a jalonar el bulevar de los sueños rotos. De buenas intenciones infructuosas está repleto el mundo. Sobre el papel, parece interesante para que el paisaje urbano no esté tan dominado por recipientes multiplicados por cuatro gracias a la conveniencia del reciclaje selectivo de papel, plástico, cristal y orgánico. Pero, cuando se invierten millones de euros en levantar las calles e instalar los buzones y las tuberías succionadoras, la realidad indica que es dinero tirado que no se puede reciclar. Porque no estamos en Denver ni en Uppsala ni se ha enseñado bien a la población sevillana cómo tiene que utilizarlo correctamente.

Rafael Pineda, como gerente de Lipasam, aplica el sentido común al aportar un argumento de peso: ese sistema de recogida profundiza tres metros en el suelo de una ciudad llena de restos arqueológicos, lo que obliga a realizar catas que, obviamente, encarecen la inversión y la ralentizan o atascan. Sus antecesores en el Ayuntamiento deberían haber caído en esa cuenta. Y en la aversión que le tiene Sevilla a un subsuelo estructurado en condiciones. Batalla perdida desde hace siglos.

La disciplina y la colaboración ciudadana son virtudes escasas. Pero no caigamos en el victimismo. A mi juicio, el fracaso de este sistema neumático es que no casa con Sevilla. Véase cómo se ha avanzado mucho a la hora de depositar selectivamente los residuos en los contenedores en superficie. Los nuevos, de mayor capacidad, son un acierto, al igual que el vallado para acotarlos y que no queden al pairo de descoloques que entorpecen el tráfico y el aparcamiento. Son medidas más eficaces y más baratas para que entre todos seamos consecuentes con la limpieza de la ciudad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios