En niveles de finales de febrero

LA bolsa española cayó ayer el 2,44% y volvió a niveles de finales del mes de febrero, afectada por la cotización del crudo y las dudas acerca de la recuperación económica, y tras publicarse algunos datos negativos, como por ejemplo la inesperada caída de los pedidos industriales de Alemania.

Así, el principal selectivo español, el Íbex 35, se dejó 209,80 puntos, hasta los 8.387,70 puntos, con lo que las pérdidas del año alcanzan ya el 12,12%.

En las plazas europeas, París cayó el 2,18%; Milán, el 3%; Londres, el 1,19% y Fráncfort, el 2,63%.

El mercado nacional ya registró el lunes importantes pérdidas y ayer la nueva caída del crudo en la apertura provocó que el mercado español ampliase la tendencia. A mediodía ya se situaba por debajo de los 8.400 puntos, al caer más del 2%.

Además, la tensión que se vivió en el mercado de renta fija volvió a provocar que los inversores se refugiaran en valores refugio como el oro o la deuda alemana, lo que contribuyó a que la prima de riesgo española subiera a 139 puntos básicos.

Todos los grandes valores cerraron a la baja, liderados por Banco Santander, que descendió el 3,46%; seguido de Telefónica, el 3,42%; Inditex, el 2,88%; Repsol, el 2,72%; BBVA, el 2,15%; e Iberdrola, el 1,27%.

Dentro del selectivo español, la mayor caída fue para Sacyr, que se desplomó el 9,20%, seguida de ArcelorMittal, el 5,97% y OHL, el 5,01%. En el lado de las ganancias solo finalizó Aena, que ganó el 1,15%.

En el mercado continuo, tras Sacyr -que fue el valor más bajista de la bolsa española- perdió el 8,33%, mientras Fluidra fue el que más ha subió, el 1,37 %.

En una jornada en la que el euro cotiza a 1,139 dólares, la bolsa española negoció casi 2.300 millones de euros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios