PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

A por los noruegos

SEVILLA necesitaba un SAS turístico y ya lo tiene. Hoy domingo llega desde Oslo el primer avión de la aerolínea escandinava SAS, que abre la ruta entre la capital noruega y la andaluza, a razón de dos vuelos por semana en cada sentido. Es un gigante de la aviación comercial, cuyas estrategias y servicios son la antítesis del bajo precio rayano en lo gratuito. Sí, llega a San Pablo una compañía de bandera y de clientes con mayor poder adquisitivo: los turistas noruegos, el país con el nivel de vida más alto del mundo. Que no se les escapen al aeropuerto y sobre todo a la ciudad.

Hace décadas que los noruegos descubrieron las playas y los bares de Canarias, Baleares, Cataluña, Levante y la Costa del Sol. Sol a tutiplén, en comparación con sus inviernos de interminable oscuridad. Y las viandas mucho más baratas que en su país, cuyos precios son carísimos en comparación con los españoles. Sevilla ha de promocionarse en Noruega como una ciudad cargada de historia en la que merece la pena estar, y no ser sólo lugar de paso para las playas de Huelva y Cádiz. Ha de sevillanizarlas a ojos de una población tan apegada al mar.

La ocasión la pintan nórdica. Sevilla tiene que acertar en Oslo y en la televisión noruega con una buenísima campaña de imagen como destino turístico durante todo el año, navidades incluidas. Ya hemos sido demasiadas veces ruta de quita y pon por parte de las aerolíneas europeas, cuando al año reducen o suprimen los vuelos por falta de un número suficiente de pasajeros para rentabilizarlos.

Un personaje ideal para implicarlo en la sevillanización de Noruega es el escritor más popular en aquel país, Jostein Gaarder, el autor de El mundo de Sofía, best-seller mundial. Le encanta Sevilla, la ha convertido en escenario de dos de sus novelas, Maya y La joven de las naranjas, y una película sobre ésta va a ser rodada en Sevilla.

Señor alcalde, apúntese un tanto mediático: invite a los príncipes Haakon y Mette Marit a alojarse en el Hotel Alfonso XIII y a darse un garbeo por la Feria. La fiesta necesita renovar su fondo de armario de personajes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios