desde mi córner

Luis Carlos Peris

Y nuevamente fue Santa Lucía

A la hora que los presuntos refuerzos del Betis deambulaban por el pasto cordobés hacía un año del rescate

ERA Santa Lucía, patrona de los invidentes, igualito que antier noche cuando el ridículo que el equipo hacía en la cancha cordobesa. Santa Lucía de hace un año y cuando sólo mes y medio antes el beticismo había recibido el mazazo del fallecimiento de un hombre que parecía providencial para que el Betis, por siempre Real Betis Balompié, saliese de la noche más larga y negra que vivió en su historia de equipo sufridor. Demasiadas veces en manos poco recomendables, muchas de ellas por incompetencia manifiesta pero nunca tan ominosa como ésta. Noche larga de un secuestro que parecía no tener fecha para el rescate.

Un año ya en que, por ejemplo, desde su radio no se ataca verbalmente a los béticos que no aceptaban que algo tan querido estuviese en las manos que estaba. Un año ya de que se liberase al Betis de un advenedizo con antecedentes poco recomendables y que llegaba para sustituir, eso decía y sigue diciendo, al perpetrador de la ignominia. Otra vez se celebraba la festividad de Santa Lucía y el año da para un balance que tiene, por supuesto que sí, claroscuros, pero balance, al cabo, que no da pie alguno a pensar que a esa entidad que tanto quieren los béticos la estén utilizando de forma torticera y como elemento sólo útil para el provecho propio, no el del Betis.

En esos claroscuros hay que resaltar que es en lo deportivo donde las cosas funcionan peor. Tras el gozo del ascenso hubo una serie de decisiones que quizá hayan contribuido poco a la buena marcha deportiva. Algún cese injustificado en el organigrama, me acuerdo de Miguel Valenzuela, y una indudablemente errónea planificación de refuerzos que el tiempo está demostrando que no han reforzado el equipo. Y en ese apartado son responsables todos los componentes del área deportiva, desde Stosic a Mel. Pensaba en eso mientras veía deambular a esos presuntos refuerzos antier noche, también Santa Lucía, por el resbaladizo pasto cordobés.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios