La ventana

Luis Carlos Peris

De nuevo un hijo predilecto que no es hijo

PIENSO que para ser hijo predilecto, primero hay que ser hijo auténtico, persona nacida en el territorio que nos ocupa. Bueno, pues llevamos dos años seguiditos en que la Junta de Andalucía nombra hijo predilecto a un ciudadano no nacido en este territorio. El año pasado designaron hijo predilecto a un portugués ciertamente importante, importantísimo, pero portugués, no andaluz. El próximo jueves va a recibir el mismo título de hijo predilecto Federico Mayor Zaragoza, un barcelonés que siempre ha llevado con orgullo el título de granadino de adopción, no de predilección. ¿Para qué, por tanto, el título de hijo adoptivo, para qué? Y es que dos años consecutivos reconociendo a andaluces que no lo son da para creer que esta tierra tan vieja, tan grandísima y, dicen, que tan sabia no genera nativos con los méritos suficientes como para que sean reconocidos como hijos de verdad y predilectos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios