Media chilena

Carlos Izquierdo

Un número uno real

La ATP no reconocerá oficialmente el reinado de Nadal hasta el 18 de agosto, pero los datos no son virtuales

RESULTA curiosa, demasiadas veces, la utilización del lenguaje. Más por su uso que por el lenguaje en sí mismo. Esto, unido a la prudencia y el respeto que siempre se guarda a los presuntos y a los virtuales, nos lleva a proclamar a los cuatro vientos en todos los medios de comunicación que Rafael Nadal es el número uno del tenis, pero sólo virtual. Si a esto le añadimos la zapatiesta que supone la clasificación del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) tenemos una macedonia de virtuales, presuntos, ganadores y perdedores de no te menees. Y la gente, claro, sin enterarse.

Pues bien, diga lo que diga la Asociación de Tenistas Profesionales el día que lo tenga a bien, Rafael Nadal Parera ya es el número uno del tenis mundial por delante de Roger Federer después de 236 semanas. La derrota del suizo en el Masters Series de Cincinatti fue la última esquina que tuvo que doblar el español para conseguir el objetivo. Esto será oficial el próximo 18 de agosto. Esto es real desde este lunes 4 de agosto.

Es más, el número uno de Nadal es prácticamente real desde que se impuso al mismo Federer en la épica final de Wimbledon, guinda espectacular e histórica a una temporada ya de por sí magistral. Un año, este 2008, en el que el suizo no ha ganado ningún torneo de Grand Slam por los dos sumados por el balear. Un ejercicio, este 2008, en el que Federer apenas se ha impuesto en dos torneos (Estoril y Halle) por los ocho que alzó Nadal. Una temporada, esta de 2008, en la que el anterior número uno ha ganado tres millones de dólares en premios, que no está nada mal, por los seis que se ha embolsado su sucesor, lo cual está mucho mejor. Estos son datos reales y no es virtual. Rafael Nadal Parera, a sus 22 años, es el auténtico número uno del tenis mundial. Y lo mejor es que ha llegado para quedarse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios