Rafael / Ruiz

En números aproximados

AUNQUE sea difícil hacerse una idea, el Producto Interior Bruto (PIB) andaluz, todo lo que tenemos y hacemos en un año, viene a sumar unos 145.000 millones de euros, chispa más o menos y disculpen los puristas. Consecuencia lógica de la crisis, se ha reducido porque somos un poco más pobres y, además, fabricamos y vendemos menos cosas y servicios. Nuestra Administración común, la Junta, tiene un presupuesto aproximado de 32.000 millones anuales, según dicen los papeles. La última previsión realizada por el Gobierno andaluz aseguraba que, para salir del pozo, había que ingresar y gastar un poquito más, unos 320 millones, para darle alegría, Macarena, al sistema .

El problema es que, como está la cosa mal, se ingresa menos y se abona más. En 2010, la Junta de Andalucía gastó, también chispa más o menos, unos 4.400 millones de euros más de lo que le pagaron. Y en 2011, vinieron a ser, otros tantos miles de millones de euros. Hagan la cuenta en pesetas con las sales cerca o atención sanitaria experta.

El Gobierno le ha dicho a las comunidades autónomas que tienen que equilibrar sus cuentas, de forma que ingresos y gastos se acerquen. No que se igualen, sino que la diferencia no sea tanta para que nos presten dinero a un interés razonable. Para que se hagan una idea, Andalucía debe de acabar el año, sí o sí, gastando unos 2.175 millones de euros más de lo que haya ingresado, la mitad de los 4.000 millones y pico de 2011. La cuenta de la vieja dice que el recorte al descuadre tiene que ser de seis de cada 100 euros del presupuesto con el que se pagan tanto los despilfarros como los médicos y las medicinas que nos curan las enfermedades, los colegios que enseñan a leer a nuestros hijos o las residencias de mayores.

Las campañas electorales son momentos de enajenación política transitoria. La realidad se esquiva. Se quiera o no -sea procedente o una locura- habrá recortes. Y habrá sufrimiento, menos empleo, unos servicios básicos peor financiados aún. ¿Susto o muerte? En este caso, no hay disyuntiva.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios