Crónica personal

pilar / cernuda

El oficio de gobernar

ADA Colau ha dado instrucciones para retirar del salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona un busto del rey Juan Carlos. Era una cuestión de sentido común, explican, hay exceso de representación monárquica, el rey Juan Carlos ya no es Jefe de Estado… Pero nada dicen respecto a que el busto vaya a ser sustituido por el del Rey Felipe, que sí es Jefe de Estado. Colau y su gente no engañan a nadie: lo han quitado porque sienten una fobia visceral y envenenada contra la monarquía. Punto. Y a esa fobia irracional le dan prioridad frente a lo que debía ser lo que más importase a la alcaldesa de Barcelona o de cualquier otro municipio: velar por una mejor vida de los ciudadanos.

Al equipo de Ada Colau y de gentes de parecida trayectoria personal y política le falta cultura, conocimiento de la historia y respeto a los que no piensan lo mismo que ellos. Ni saben cuánto debe Barcelona y Cataluña al rey Juan Carlos, el hombre que más trabajó para convertir España en una democracia y por impulsar una nueva Constitución que reconociera la diversidad e identidad propia de las diferentes comunidades, ni conocen tampoco la trayectoria vital de algunos de los personajes a los que rinden homenaje inundando los despachos y pasillos con sus bustos y retratos, entre los que se encuentran un número no desdeñables de individuos que han sido ejemplo de intolerancia e incluso de alcanzar sus objetivos a través del asesinato de sus adversarios.

Lo que no han entendido Colau, Carmena y otros alcaldes afines a Podemos es que ser alcalde significa tomar decisiones de gobierno que afecten a todos los ciudadanos. A todos. Está bien que busquen el titular con iniciativas relacionadas con los desahucios, los comedores escolares, o dar más protagonismo a las plataformas homosexuales, aunque algunas de esas iniciativas ya las habían tomado previamente quienes les antecedieron en la Alcadía. Pero el oficio de gobernar, sea un país, una región o un municipio, significa ir más allá. Garantizar la seguridad ciudadana, la limpieza y saneamiento de los espacios públicos, que funcionen debidamente los transportes, que los impuestos sean ajustados a lo que se recibe, fomentar la cultura, que los servicios sociales lleguen a todos los que necesiten ayuda, que los equipos de urgencia puedan acudir a la menor señal de alarma...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios