La ventana

Luis Carlos Peris

La ola de intolerancia es tremenda

DESDE que el franquismo se hizo el harakiri mediante los oficios de aquel gran estratega que fue Adolfo Suárez nunca había surgido una ola antidemocrática como la que hoy nos invade. Sólo hay que internarse por esas letrinas de la vida que son las redes sociales para comprobar la sobredosis de intolerancia que impera. Intolerancia que tiene su raíz en ese odio que una considerable parte de la sociedad tiene inoculado para expresarse de forma que da miedo. Pasó el 26-J y el incendio dejó unos rescoldos que a saber si serán sofocados algún día. Achacan su derrota al voto del miedo y por ahí sí que hay que reconocer que no van descaminados. Voto del miedo que dan algunos y que deja sin sueño con el solo hecho de pensar qué serían capaces de hacer con los dos pies en la Moncloa. Efectivamente decidió el voto del miedo, el miedo que dan y al odio que emiten.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios