La ventana

Luis Carlos Peris

El olor como aperitivo de la ilusión

OLIENDO como ya huele a Semana Santa, los actos que ayudan a conformar la gran fiesta de la ciudad empiezan a prodigarse. Conferencias como aperitivo de la sarta de pregones que amenazan, exposiciones semanasanteras con el Mercantil convertido en expositor de guardia donde se suceden las muestras que las más diversas hermandades sacan a la luz y ensayos de todo tipo colman la agenda en este tiempo en que el olor se trufa con la constatación de que el tiempo galopa imparable hacia los días más señalaítos. Ya mismo nos encontraremos, cualquier noche y en cualquier calle, el ensayo de costaleros que llevan música enlatada para que nada falte y como martillo del automovilista que no contaba con ese obstáculo en el camino de vuelta a casa. Aún falta para la Pasión, pero ese olor a esa gran ilusión ya se hizo tangible y habita entre nosotros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios