La ventana

Luis Carlos Peris

¿Se le olvidó adelantar el reloj?

CUIDADO, mucho cuidado con los horarios de este domingo último de marzo, cuidado porque puede usted llegar tarde a donde tenga que ir. Es domingo y llegar tarde a una cita dominical tiene consecuencias impensables; en día normal, lo peor que puede pasarle es que llegue tarde al trabajo y eso es lo que sale ganando. En domingo se puede llegar a deshora a cualquier cita infinitamente más atractiva y, por supuesto, más sugerente. Viene a cuento porque esta noche se habrán adelantado los relojes una hora por la cosa del ahorro energético, demás parientes y afectos. Esta noche hemos pasado de las dos a las tres de forma automática, sin vivir esa hora que ya nos cobraremos en otoño, por lo que habrá de tener cuidado con lo que marca el reloj. Estamos ya en el horario que llaman de verano, ese horario en que la noche nunca llega, ese horario en que como se descuide pierde el tren, cuidado...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios