Con efecto

javier / mérida

El país donde todos son periodistas deportivos

RESULTA complicado y hasta osado calibrar el daño que los nuevos tiempos le están haciendo al periodismo deportivo, pero las tecnologías y la escasa formación y profesionalización del licenciado juegan en contra de la profesión en un país, aún llamado España, en el que todo quisqui sabe de fútbol más que el de al lado. Los blogueros, gente que se afanaba desde su subjetividad en generar opinión, han dejado vía libre a los tuiteros. Hoy, cualquier ignoto capaz de juntar cuatro letras aun con faltas de ortografía forma un lío gordo en la red de redes desde la taza del váter. A algunos les basta con haber adquirido cierta relevancia en el mundillo balompédico fruto del pasilleo, de su abolengo o de su facilidad en las relaciones sociales para reunir a unos miles de seguidores y pontificar sobre lo que no tienen ni idea. Al punto de que los followers hasta solicitan su opinión. ¡Qué espanto!

Claro que por ahí se atisba el problema, pero no por el de ese joven que recibe clases en una Facultad donde el profesor de Periodismo Deportivo admite no saber nada de deporte, y menos de fútbol, y el de Redacción Periodística no ha trabajado jamás en un medio de comunicación. La especialización apenas existe, hay asignaturas absurdas y, así, proliferan en las redacciones supuestos profesionales que no saben qué es un triatlón ni qué dimensiones tiene una portería de fútbol. Eso sí, opinan desde el minuto uno, que lo de informar ha quedado ya obsoleto.

Y luego están los periodistas que buscan el parné fácil hablando en la tele como en la barra del bar con el escudo de su equipo en la camiseta, gente que denigra la profesión y que hacen hombre al tuitero, que igual es hasta más serio.

Hace dos días, ésta era una profesión vocacional, a la que muchos llegaban por la vía de su amor y saber del deporte o, en concreto, del fútbol. Hoy, éstos son minoría. Cualquiera sabe de fútbol, a otros les basta con sacar nota y, lo peor, los periohinchas crean escuela.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios