PASA LA VIDA

La pamema de los decálogos

MENOS decálogos y más destituciones. Menos hipocresía y más ejemplaridad. Menos discursos y más depuración de responsabilidades. Menos tapar las vergüenzas y más destapar las corruptelas. Menos cierre de filas a la búlgara y más apertura a la sociedad para gestionar la política desde el prisma ciudadano. Menos ver la viga sólo en el ojo ajeno y más buscar los votos de las personas que valoran la meritocracia, la autocrítica y el rigor, caiga quien caiga.

A estas alturas de la crispación y el desencanto, nadie se toma en serio los decálogos de buen comportamiento en la praxis política, cuyas dos últimas ediciones fueron presentadas ayer por el PP y por IU. Mientras no consistan en diez casos verídicos de democracia interna que hayan dado lugar, con nombre y apellidos, a la destitución y relevo en cargos públicos y en la cúpula de su partido, cualquier otra postura o parrafada carece de credibilidad.

La celérica descomposición del PSOE andaluz, ahogado en sus propias miserias, le pone en bandeja al PP y a IU postularse como alternativas para la regeneración democrática, cuando en realidad se comportan como cuñas de la misma madera. Es una impostura que Valderas se rasgue las vestiduras en el Parlamento por el monumental escándalo de los ERE y silencie nada menos que el origen que destapa el caso: el de Mercasevilla, donde los suyos son corresponsables de la ruina societaria. Hecho el decálogo, hecha la trampa. Mucho antes que prejuzgar la honradez de Torrijos, inocente en los tribunales mientras no se demuestre lo contrario, está analizar a fondo la idoneidad política como representante de los ciudadanos y gestor de bienes públicos.

Y Javier Arenas debería presentarle a los andaluces, si nos hacemos eco de sus palabras relativas al PSOE, cómo "limpia de suciedad las cañerías" cuando los fontaneros del poder son sus compañeros de partido, dentro o fuera de Andalucía. Imputados incluidos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios