PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

En el paraíso no hay crisis

LA crisis es un purgatorio al que se asoma el conjunto de los españoles. Pero los que tienen cuenta abierta en el paraíso siguen la mar de bien. Como si estuviéramos al final de una guerra mundial, en Europa proliferan las voces que propugnan la refundación de un nuevo sistema financiero internacional con más transparencia y control. Eso es imprescindible e inaplazable para que Estados Unidos entre por el aro asumiendo que es un gigante con los pies de barro. Pero los presidentes y primeros ministros no se atreven a pronunciarse sobre un tema tabú para ellos: los paraísos fiscales. La inmoralidad institucionalizada. Donde está bajo siete llaves todo el dinero que podría cambiar el mundo.

El derrumbe de un sistema podrido por la hipocresía en el que los analistas y controladores se han forrado por decir lo contrario de lo que ha pasado, en puridad debería llevar parejo el desmantelamiento del corpus jurídico que sustenta los paraísos fiscales. Pero seguiremos inermes ante la tomadura de pelo porque los intereses creados que enlazan a los poderes fácticos políticos y económicos, europeos y mundiales, están ligados a los subterfugios que facultan esos movimientos mareantes de dinero.

En Londres, ayer se manifestaron muchos empleados de la City financiera porque se temen que pagarán el pato de la recesión, mientras sus directivos tienen más blindajes que la cámara acorazada de la joyas de la corona. Asustados y cabreados, criticaban la financiación subrepticia del Partido Conservador británico por parte de grandes especuladores que tienen su domicilio tributario en paraísos fiscales.

No piensen sólo en Suiza, Gibraltar, Andorra o Mónaco como paraísos fiscales en Europa. El mayor es Holanda. Miembro fundador de la Europa comunitaria. El pecado es original. No lo combatirán. Lo fácil es acogotar a la clase trabajadora con el abaratamiento del despido y al cliente de banco con la restricción crediticia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios