Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La parcialidad de un presidente

Suena a heterodoxia que el máximo mandatario de la FIFA aconseje a un futbolista no respetar el contrato

CALIFICA Joseph Blatter la situación del futbolista como una especie de esclavitud moderna y se muestra partidario de que el futbolista que quiera marcharse de su club pueda hacerlo sin traba alguna. Que diga esto un madridista tiene explicación, pero que lo haga el obligado a mantener el fútbol dentro de unos límites suena a heterodoxia, dicho sea con ánimo de paliar los calificativos que se me vienen a la cabeza. El mandarín, además, le dice al United que deje marchar a Cristiano al Realísimo, dado que esa parece ser la voluntad del astro luso. Joder, con amigos como Blatter sobran los enemigos, se dirán en Manchester.

Quedando bien clara cuál es su postura en el apartado unilateral del futbolista, falta saber qué piensa cuando un futbolista rinde poco, cobra mucho y no tiene el menor interés por irse. Ahí hay que ver cómo funciona el jefe de ese estado tan importante y extenso que es el fútbol, ya que manifestándose como se ha manifestado en el asunto de Cristiano Ronaldo da la impresión de que los contratos son papel mojado para el presidente de la FIFA. Debería tener en cuenta susodicho gerifalte que el fútbol está mantenido, principalmente, por los clubes, tanto por lo que conlleva de carga sentimental como por la financiación de todo el entramado.

Y es que está Blatter metiendo demasiado el dedo en el ojo de los clubes. Primero con eso del 6+5 tan en detrimento de la libre circulación de trabajadores y ahora dejándose caer con una milonga tan espectacular como la de alentar la piratería en el mercado. Es filibusterismo lo de engatusar primero al futbolista para que éste rompa la baraja y su club no tenga otra salida que dejarle ir, pues los duelos con pan son menos. Podrían los clubes plantarle cara a este suizo tan poco neutral, pero lo que ocurre es que quien esté libre de pecado que tire la primera piedra y que lo que suele hacer el Madrid lo hacen los demás aunque sea a una escala menor, muchísimo menor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios