Fijación escrita

Carmen G. Frigolet / Cgutierrez@diariodecadiz.com

Tres parejas para tres hermanos

HACE un par de años, cambió el cargo de ministro de Defensa por otro no menos difícil de sobrellevar: "el suegro de España". Acomodado en una vida familiar sin muchas complicaciones, José Bono se sigue enfrentando a la luz pública, aunque le viene de manera indirecta. Ahora son sus tres hijos mayores los que reclaman la atención de los periodistas. De ellos interesa saber cómo son físicamente, cómo se expresan y, sobre todo, a quiénes dedican su tiempo libre.

Amalia, de 25 años, fue la primera en asomarse a las revistas con su prometido, "hijo de" Raphael y Natalia Figueroa. Manuel Martos, de 29, comparte con su también conocido padre el gusto por la música, aunque de estilos bien diferentes. Si bien, nunca se aprovechó de su ascendencia artística para escalar posiciones en los puestos de venta. Lo que sí es cierto es que ha heredado un respeto mutuo con la prensa rosa. Pese a que la pareja ha sido capturada con asiduidad, lo han sabido sobrellevar de momento con agradable naturalidad. La misma con la que dieron a conocer su cercana boda.

No será hasta el 27 de junio cuando la ceremonia resuelva algunos comentarios que, días atrás, han copado las portadas de las revistas. ¿Irá Ana, la hermana de la novia, acompañada de un apuesto torero? Sea la respuesta afirmativa o negativa, a buen seguro seguirán llevando su íntima amistad con igual discreción. La joven, de 24 años, trabaja de abogada en un prestigioso bufete. De belleza serena y buenas maneras, Ana Bono parece haber conquistado el corazón de Cayetano Rivera.

Quien tampoco goza de mucha libertad en su soltería es José Bono hijo que a sus 22 años ya ha sido relacionado con Amelia Ortega, hija del rico empresario Amancio Ortega, y Carolina Aresu, sobrina de Ana Obregón.

Mientras José Bono y su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, se dedican a sí mismos y a pasar tiempo con Sofía, la más pequeña de la casa. Tienen la afabilidad escrita en el rostro. Todavía tan sólo es una niña.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios