PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El parking aparcado

OBRAS son amores y no buenas razones. Miles de sevillanos desean disponer de una plaza de aparcamiento subterráneo para dejar de pertenecer al concurrido club de apáñatelas como puedas para dejar el coche en la calle sin bloquearle el paso a los bomberos. Pero ni el Ayuntamiento ni la iniciativa privada se meten en faena con denuedo. El parón en la construcción es ya una frase hecha. Mas no existe un plan de choque que aúne ambas necesidades acuciantes, la laboral y la residencial.

La lentísima ejecución del plan de aparcamientos es, por desgracia, la mejor radiografía de la incapacidad que padece el Ayuntamiento de Sevilla para transformar la ciudad a la velocidad correcta. Uno de los casos más sangrantes tiene lugar junto a los Jardines del Valle y la nueva iglesia de los Gitanos. En un solar utilizado como apaño de aparcamiento en superficie, el Ayuntamiento decidió hace tres años construir un parking subterráneo con 520 plazas para residentes de la zona. En mayo de 2006 licitó la construcción y explotación, en régimen de concesión de obra pública, de dicho parking. En julio de 2006 se la adjudicó a la empresa Equipark. Hasta junio de 2007 se demoró la fase de convocar al vecindario para que aspirara a las plazas, sortearlas y tramitar su adquisición y forma de pago. 520 personas pagaron una reserva inicial de 1.000 euros. Las obras iban a empezar, al fin, en agosto.

Del prometido aparcamiento subterráneo del Valle, las únicas realidades son que una empresa privada tiene en su poder 520.000 euros del vecindario (con los intereses ya podría invitarles a un ágape); que hace tres meses cerró el solar para que no pudiera aparcarse dentro (porque ya iba a comenzar la obra), y que desde entonces nada se ha hecho, lo que ha agravado aún más el estacionamiento en la zona.

Es lógico que el ciudadano que sufre situaciones como ésta piense que el Ayuntamiento no le defiende y le toma el pelo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios