La ventana

Luis Carlos Peris

La patata ardiendo de la Unesco

MANDA parar la Unesco y a ver qué pasa ahora con la dichosa Torre Pelli, ese icono de la modernidad que le sienta a la Sevilla histórica como dos pistolas a un santo. Eso es lo que opina el sector rancio de esta ciudad y lo que opina también la Unesco, ese árbitro universal que vela por el buen gusto, ente otras cosas, del paisaje. La susodicha torre, que a un servidor no le parece que rompa estética alguna, alcanzó ya un tercio de su altura prevista y no es aconsejable que siga creciendo. ¿Otra vez, como en la biblioteca universitaria, un dineral enterrado? Pues muy posiblemente sea tal que así y la verdad es que desde esta atalaya el único problema que se le ve a la Torre Cajasol, alias Pelli, es cómo va a disparar el tráfico automovilístico en una zona tan saturada como esa entrada a Sevilla desde el Aljarafe. Pero impacto paisajístico, con lo lejos que está de la Giralda, la verdad es que...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios