La ventana

Luis Carlos Peris

Los pendulazos en el nomenclátor, esa lacra

CUALQUIER cosa será mejor que tener que decirle al taxista que te lleve a la calle Pilar Bardem, pero lo cierto es que resulta de cachondeo el pendulazo en el nomenclátor urbano de esta maltratada ciudad llamada Sevilla. Si ya fue de por sí chocante que quitaran el nombre de un militar que sobrevivió a la guerra de Cuba para ponérselo a una sevillana que nunca se sintió, precisamente, orgullosa de serlo, también lo es que el citado nomenclátor se cargue de titulares de cofradías porque, entre otras cosas, tampoco hay que meterle por cojinetes la afición a la Semana Santa a todo el mundo. Si ya fue metedura de pata lo de darle calle a la cejijunta actriz, no parece que lo más idóneo sea sustituirla a las primeras de cambio. Todos estos cambios, tienen un pestilente olor a revanchismo y resulta muy poco aconsejable para la convivencia... por muy bien que esté erradicar el nombre de sevillana tan poco sevillana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios