PASA LA VIDA

Lo peor es dar bandazos

LA estrategia de poli bueno, poli malo está más vista que el tebeo. Después de asumir José Blanco, como ministro de Fomento, el papelón de recortador mayor del reino, y reprogramarle los planes de inversión a todas las empresas de ingeniería y construcción, así como a las comunidades autónomas y ayuntamientos, ahora Zapatero sale a escena como la cara amable del Ejecutivo, y pregona que será menor el parón en la ejecución de grandes obras, porque los mercados financieros viven un momento de mayor estabilidad. Señores, esto no es serio. Las autopistas, los trenes de alta velocidad, las circunvalaciones, etcétera, no pueden tener un calendario de trabajo que varíe cada quince días según sea el estado de ánimo preelectoral del presidente del Gobierno, o según tenga una audiencia con el Rey en Mallorca y comenten el malestar general. Lo peor en una crisis económica son los bandazos. Y tenemos un rumbo más cambiante que el levante o el poniente en las playas.

Motivación cero la de los funcionarios que asumen el trabajo de reprogramar continuamente lo reprogramado. Credibilidad cero la de un Gobierno que decide como imprescindibles e imperiosas, por falta de dinero y necesidad de reducir el déficit, la paralización de obras de gran enjundia, aun a costa de la destrucción de empleo y la caída del PIB, y apenas unos días después asegura que el recorte era excesivo y aparece por arte de magia el margen presupuestario que antes era imposible para mantener su construcción. Cachondeos, los precisos.

Estamos, tres años después, pero con más dosis de cortoplacismo, en las mismas contradicciones políticas con las que se afrontó la crisis. Combinan en un cóctel las presiones externas e internas para intentar hacer una cosa y la contraria. Cuánto bandazo. Por favor, señora ministra de Sanidad, antes de sus primarias socialistas por Madrid, ordene un reparto generalizado de Biodramina, para que soportemos un otoño de mareantes golpes de timón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios