PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Nosotros, a pesar de Cascos

DIECIOCHO años, por culpa de Chaves, sin ejercer la potestad de ser una autonomía de primera para convocar elecciones por separado respecto a las generales o municipales, como nunca se pone en duda en Cataluña, País Vasco y Galicia. Y cuando Griñán cumple con su obligación y pone en suerte que Andalucía protagonice, oh milagro, el debate andaluz durante dos semanas, amén del nacional por lo mucho que hay en juego, va e irrumpe en la cancha desde Asturias el caudillo astur, Francisco Álvarez Cascos, y se pega como una lapa al 25-M para convocar elecciones superanticipadas (seis meses ha durado su mandato) y robarle minutado a Andalucía en los telediarios y radios nacionales. A efectos informativos, porque siempre va a continuación, el otrora lugarteniente de Aznar ha convertido a Asturias en la novena provincia andaluza. Cascos, qué hartible.

Arenas presionó hasta la saciedad a Chaves para que no solapara la llamada andaluza a las urnas bajo el tema que más moviliza a los andaluces: decidir quién manda en La Moncloa. Es obligado recordarle al líder del PP andaluz que ahora es el momento de comprometerse públicamente con igual insistencia para que, si protagoniza la alternancia, descarte por coherencia, y por fidelidad a las conquistas del 28-F, la común convocatoria electoral por mucho que le beneficiara a Rajoy.

Toda la artillería electoral, en lugar de abrir brecha para una ineludible reflexión y toma de postura sobre qué queremos hacer de nosotros mismos en Andalucía, en España y en Europa, sólo bombardea con dos temas: la corrupción y los tijeretazos a los presupuestos. Asuntos cruciales, sin duda. Pero no pueden ser los únicos. Y en ese contexto, al PSOE no se le ocurre otro lugar para iniciar mediáticamente la campaña que las setas de la Encarnación. El hito más controvertido de la Sevilla reciente. Para muchos ciudadanos, símbolo del despilfarro en la inversión del dinero público. ¿Piden el voto o animan a la abstención?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios