José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

El pesimismo inunda a los empresarios

EL Barómetro Empresarial de Andalucía, publicado por el Instituto de Estadística de Andalucía, es un conjunto de indicadores relativos a las expectativas empresariales. Cómo perciben la situación actual y la evolución futura de la actividad económica en general y de su propio sector de actividad en particular.

Así hemos conocido que al igual que otros agentes económicos (el índice de confianza cayó en el primer trimestre hasta los 20 puntos negativos), los empresarios no consideran que la economía andaluza marche muy bien.

La ligera mayoritaria opinión optimista con la que finalizaron los empresarios el año 2007 se ha transformado en unos meses en pesimista. En el primer trimestre de 2008, el índice de confianza empresarial (calculado tras hacer la diferencia entre la posición optimista y la pesimista de los empresarios) se ha situado en -14,96 puntos, cuando en el mismo período de 2007 fue de 12,08 y en último trimestre, de 3,3 puntos.

Además, los empresarios andaluces están corrigiendo sus expectativas hacia entornos más negativos. En 2007, la mayoría esperaba que este año empezara con una aceptable situación económica, pero ahora un gran número rectifica para considerar que el entorno económico no va bien. Sus previsiones para el segundo trimestre continúan dentro de la misma idea, situando el índice de confianza en -10,81 puntos.

Desde el punto de vista sectorial, los empresarios andaluces ubicados en el sector servicios son los que presentan peor panorama entrevén, frente a una construcción a la espera y a un sector industrial con buenas expectativas a corto plazo. Los empresarios andaluces de la construcción no recogen la misma situación catastrófica reflejada a nivel nacional donde el índice cae hasta los -15 puntos, aunque consideran que su futuro más cercano va a empeorar, al pasar el índice de -2,73 a -4,43 puntos. En cambio, el sector de los servicios percibe y prevé un estancamiento importante, ya que se mantiene en los mismos niveles negativos de confianza (-16,12 y -16,91, respectivamente).

El sector industrial sí describe una situación futura más positiva pues pasa de los -19,78 puntos de la situación actual a los 2,54 para el siguiente trimestre.

En cuanto a la situación propia de cada uno de los empresarios, el 65,9% indicó normalidad en su actividad económica en relación al mismo trimestre del año pasado, el 8,5% afirmó estar en niveles elevados de actividad y el 25,6% restante respondió encontrarse en niveles más bajos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios