PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La piedra lanzada al estanque

CUANDO damos por consabido lo que nos parece de cajón, incurrimos en el error de no estudiar las consecuencias de los hechos en apariencia más pueriles e intrascendentes. La ciencia es maestra de la vida cuando le da por pensar por qué una manzana cae del árbol al suelo, y la obviedad da pie a una ley física que cambia los parámetros de nuestra civilización.

Necesitamos en Sevilla mentes lógicas como la de José Manuel Gordillo, profesor de la Escuela Superior de Ingenieros. La American Physical Society ha publicado su investigación sobre lo que sucede cuando se lanza una piedra a un estanque. Ustedes se preguntarán si es que la ciencia no tenía consignada la física de una de las acciones más repetidas por el homo sapiens. Pues no se había desarrollado un modelo cuantitativo para determinar que el chorro que se produce tras el impacto de un sólido contra un líquido alcanza una velocidad que puede multiplicar cientos de veces la del impacto. Los impactos no dejaban vernos los chorros, dicho en proverbio árboles/bosque.

Mejor nos iría si aplicáramos esta forma de analizar y comprender los fenómenos sociales, culturales, políticos o económicos. Si se cotejaran las consecuencias soterradas de las decisiones municipales. La tentación es tener en cuenta sólo la superficialidad cuando se valora el impacto de un cambio, ya sea variarle el sentido del tráfico rodado a una calle, el mapa de la escolarización, la ruta de una línea de autobús urbano, el reparto de subvenciones, la asignación de recursos a la construcción de un estadio, la tarifa del consumo eléctrico o la distribución de espacios privados o comunes en un bloque de pisos.

La crisis es un impacto que nos provoca a cada uno un chorro mental cuya velocidad multiplica de largo la del propio impacto. Nuestro cerebro focaliza individualmente la energía contenida en el estanque global. Una alianza del ingeniero Gordillo con científicos de las neuronas y los de la biología molecular quizá depare un método para determinar cómo los seres humanos flotan o se hunden en un mar de adversidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios