Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Con los pies en la tierra

LES confieso que ayer me faltó tiempo para, recién empezado el día, llamar a Raquel Bollo y preguntarle por sus tres meses en estado de buena esperanza. Lo siento. Soy periodista, me suele matar la curiosidad y, además, creo que, de entre las mejores enhorabuenas que se pueden dar, los alumbramientos deseados son de las más satisfactorias. La ex de Chiquetete constituye uno de los casos más claros de cuánto cambia una persona de verla en televisión a conocerla cara a cara pues, en discursos sensatos, pocos como el de ella. "Trabajo en programas por la cuestión económica porque gustarme, no me gusta", me relata consciente de que, de no haber sido esposa de quien fue, ningún interés mediático despertaría.

Pero además, a Raquel se la fichó como colaboradora de A tu lado y participó como concursante en Supervivientes. Abandonó el plató por el trópico y a la nueva edición del reality regresa el domingo como colaboradora de sus debates. Entretanto, se ha cambiado de casa y ultima, tras abandonar su experiencia al frente de un bar llamado Larachi -la noche no es lo suyo-, la apertura para marzo de un negocio de complementos situado en la localidad sevillana de Alcalá. "Tengo los pies en la tierra y sé que de la tele no voy a vivir siempre. No quiero ni sentirme inútil, ni volver al pasado".

Después de lo de la tienda, a finales de junio o principios de julio, llegará al mundo su bebé que, de ser niña, se llamará Candela y que vendrá a unirse a los que tuvo con Antonio: Manuel, de 12 años, y Alba, de 8. "Aparece en un momento muy bueno. La primera vez tenía 19 años y lo afronté sin idea de nada. Ahora, con 32, es diferente. Lo disfrutas todo mucho más". El caso es que, Dios mediante, la madrina de la criatura será Isabel Pantoja, amiga íntima de la futura mamá y que el papá está que se sale a pesar de que, éste tercer mes de gestación, ha sido un poco complicado. "Es un embarazo de dos", concluye ilusionada por la visita al médico que hará mañana y en la que descubrirá la fecha exacta de su alumbramiento. Que sea una horita corta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios