Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

El poder de las masas

DIO en el clavo Lope de Vega cuando, en Fuenteovejuna, los protagonistas de su obra acudieron "todos a una". No nos terminamos de concienciar, pero es la única manera de conseguir que, si alguna situación conflictiva así lo requiere, ésta cambie.

Las inundaciones de la localidad sevillana de Utrera de hace dos semanas destrozaron casas, calles y cultivos. Digo yo que, si no nos duelen prendas en colaborar con las necesidades del resto de la humanidad, con las de nuestros paisanos no íbamos a ser menos, ¿verdad? Más de cien millones de euros en pérdidas bien merecen toda nuestro apoyo y en ésas andan gentes generosas como Ernesto Neyra que, junto a sus hijos -ésos que dice la madre que no ve-, estará mañana en la Casa Hermandad utrerana para, con Tate Montoya, David Gutiérrez y Álex Ortiz, llamar la atención de su alarmante situación.

El pueblo. Esa masa de gente de quien se habla y a quien se habla. O se baila, que tampoco está mal evadirse cuando las cosas vienen torcidas. No será la labor de Ernesto en este caso pero sí la de Ángel Corella, bailarín que, con su espectáculo, visita esta noche el Teatro Villamarta de Jerez. "Estamos recogiendo grandes ovaciones por todos los escenarios. A veces, los aplausos nos impiden hasta escuchar el final de la música", me explicaba el otro día al tiempo que viajaba en el autobús donde, en gira, se traslada junto a su compañía. "Decía Alfredo Kraus que la ópera era para las elites. ¿La danza también?", le pregunté al universal artista madrileño. "Todo lo contrario. Cuantos más la puedan disfrutar, mejor. Lo otro me parece una equivocación y una estupidez. El arte depura el alma".

Creo que, entre todos los físicos, es el de los bailarines el que más seducción despliega. Algo tienen sus apolíneas figuras, esculpidas a base de interminables jornadas de ensayo, para embaucar a los espectadores con su sola presencia. "Es de lo que se trata", concluyó. Y regreso al gran Lope porque "celos son hijos del amor, más son bastardos, te confieso".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios