PASA LA VIDA

La política del pez cebra

EL genoma del nuevo Gobierno español, si a usted le preocupa la sevillanía del mismo, indica que tiene un inusual componente científico. En otras épocas, el hilo conductor entre Sevilla y la Moncloa era la Facultad de Derecho de la Hispalense. Ahora lo son, a contraestilo, los laboratorios de biomedicina. El valenciano Bernat Soria, ministro de Sanidad, y la donostiarra Cristina Garmendia, ministra de Ciencia, Universidad e Innovación, conocen a muchos científicos afincados en la capital andaluza, pues el paso de ambos por Sevilla ha sido crucial para su salto a la política. Si esa complicidad se traduce en avances para la generación de riqueza y sabiduría desde Cartuja 93 y desde las universidades, no sólo habrá que demandárselo a ellos sino a quienes desde la ciudad tienen la responsabilidad de aprovechar ese valor añadido.

Cristina Garmendia optó por hacer la carrera de Biología en Sevilla para especializarse en Genética bajo el magisterio de Enrique Cerdá. Garmendia, como presidenta de Genetrix y de la Asociación Española de Bioempresas, conoce perfectamente el potencial de jóvenes empresas sevillanas como Biomedal y Neocodex, fundadas por investigadores como ella.

Sígale la pista a los peces cebra para hallar más conexiones. Hace diez días, el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, tan integrado en la Universidad Olavide que su director, Juan Jiménez, es ahora su rector, presentó las 3.000 peceras en los que son utilizados para investigar la patología genética de enfermedades graves. A eso se dedica en Guipúzcoa con peces cebra Biobide, una de las empresas de Cristina Garmendia, buscando aplicaciones farmacológicas. Y al Centro Andaluz de Biología se ha vinculado la empresa Biomedal, que también tiene sede en Cartuja 93.

Ha de multiplicarse en Sevilla el número de empresas creadas desde las universidades por investigadores. Son las células madre de la nueva economía, refractaria al estilo de los patriarcas de la vieja.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios