PASA LA VIDA

"Yo es que me pongo púa..."

HAY frases que explican tanto como un tratado enciclopédico. La oí hace escasos días en un barrio de la periferia de Sevilla, en la altisonante voz de una madre que estaba de cháchara y paquete de pipas haciendo corrillo con otras mientras sus hijos, de 10 a 12 años, aprendían a jugar al fútbol en la cantera de las instalaciones municipales. "Los sábados, tumbada en la cama, yo es que me pongo púa de cubatas y de chucherías viendo la tele". Y las demás asentían. Cómo le iban a llevar la contraria a ese plan de dieta saludable y familia estorbando.

Ayer, Viernes de Paro, Viernes de Boda, Puente de Mayo para ser una desempleada más y una princesa menos, Cementerio de los Empleos Perdidos, con el proletariado al mando de la TDT, con los sindicatos escondiendo que hacen negocio con los ERE, me acordé de esa mujer y de su frase. Lo púa que se estaría poniendo ante el paseo en carroza de una Cenicienta con diadema.

El día que esas mujeres se liberen de vivir sábados como el de hoy enganchadas a la moviola de la magna boda británica, con la repetición de lo que ya vieron ayer, especializándose en dimes y diretes de los que no les va a salir un contrato, y aguantando la cantidad de tonterías que les dicen para entretenerlas los chismosos de pacotilla, entonces le darán sopa con hondas a los hombres que llevan dos semanas viviendo por y para el rifirrafe Mourinho-Guardiola.

Pero, si se emancipan de ponerse púas, reivindicarán que son población activa de la EPA sin trabajo y se apuntarán a las listas del Inem porque el de ama de casa no cotiza. Vaya problema para el Gobierno español y las estadísticas europeas. Todo tiene arreglo: retransmitir cada fin de semana durante varias horas una boda de campanillas. Hay que casar ya a la duquesa de Alba con Alfonso Díez. Es cuestión de Estado. Y de Sevilla, con 244.500 parados sin boda de alcurnia que llevarse a la boca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios