Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La pregunta del millón, ¿Oliver o Lopera?

CADA día que pasa parece más complicado despejar la incógnita de a quién habría que darle el paquete mayoritario de ese juguete de material tan sensible como es el Real Betis Balompié. Se pregunta con la única intención de saber qué le espera al Betis, si Herodes o Pilatos, y lo único que se obtiene es una sonrisa de complicidad, sólo eso, que no hay quien te diga quién sería el destinatario, si el rey o si el gobernador, dos cabrones con pintas.

Aunque el deseo de todo bético que se precie es que no sea el Betis para ninguno de los dos, la inquietud resulta insoslayable. Y es que ahora que todo camina con el rumbo deseado no cesan las acechanzas. Por ejemplo, la táctica de esa empresa tan modélica que es Bitton Sport, que hasta se atribuye la avalancha de socios al optimismo que despierta en el bético su pronta llegada al puente de mando de Heliópolis. ¿Cabe mayor desahogo, un sarcasmo más surrealista?

Porque aunque Lopera en su última lanzada al que parecía moro muerto, allá por julio de hace un lustro, les entregase el club, a ver cómo iba la numerosa y cada vez más beligerante infantería verdiblanca a admitir que el club de sus padres pasase a manos ignotas y ciertamente advenedizas. Además, poco recomendables según se desprende de algo tan efectivo como es navegar por los antecedentes. Y tras mirar en el pasado, presente horrible y futuro terrorífico indudables.

Por todo este estado de cosas, bien harían los béticos auténticos en atrincherarse unidos para impedir la entrada de mercenarios que se las dan de salvadores. Ya lo dijo Juan Carlos Ollero, ese hallazgo, que el Betis no necesita salvadores. Y si el último ejemplar de salvador llegó desde dentro, visto lo visto, a ver cómo se admitiría una situación parecida que, por si fuera poco, llega de fuera. Y mientras, la pregunta de la inquietud. ¿Oliver o Lopera? Qué miedo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios