Las dos orillas

José Joaquín León

Una pregunta, o dos

TENGO una pregunta para usted, o más bien dos, señor Ibarretxe. La primera dice así: "¿Está usted de acuerdo en apoyar un proceso de final de la violencia, cumpliendo estrictamente lo que dicen las leyes vigentes en España, hasta que ETA sea obligada a manifestar inequívocamente que renuncia para siempre a la violencia?" Y la segunda dice así: "¿Está usted de acuerdo en que los partidos políticos vascos, excluyendo tan sólo a los que no condenan el terrorismo, inicien un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo democrático que permita reformar el Estatuto Vasco, dentro de los límites establecidos en la Constitución, y que dicho acuerdo sea sometido a referéndum antes de que finalice el año 2010?"

Esas son las preguntas que el señor lehendakari debió plantear en su intervención del pasado miércoles, con la exhibición de papeleta incluida. Pero el señor Ibarretxe prefirió aparecer como protagonista de una farsa, en la que diera la imagen de buscar "el fin del conflicto", como lo llaman ETA y los del PNV, cuando en realidad lo que está haciendo es un guiño a los etarras y sus satélites, sobre la base de vincular el final negociado del terrorismo con un avance, también negociado, para la autodeterminación y la independencia. Ese es el vínculo perverso que el nacionalismo vasco ha urdido desde hace muchos años, y así ha conseguido no solucionar "el conflicto", sino agudizarlo, como se ha visto ahora, dándole oxígeno a la banda terrorista.

Las preguntas de Ibarretxe son tan enrevesadas como las del 28-F para el Estatuto Andaluz. Sólo le ha faltado un Lauren Postigo a la vasca para que diga en ETB: "¡Español, éste no es tu referéndum!". Puestos a plantear preguntas, el señor lehendakari podría contestar algunas como éstas:

-"¿Está usted de acuerdo en adoptar todas las medidas políticas y jurídicas necesarias para excluir a ETA y todos sus partidos afines de la vida política vasca?

-"¿Está usted de acuerdo en decirle al PNV que renuncie a cualquier forma de diálogo con ETA y su entorno hasta que no anuncien su rendición y la entrega de armas?"

-"¿Está usted de acuerdo en comprometerse con las víctimas del terrorismo a pedir que todos los condenados de ETA por delitos de sangre cumplan íntegramente sus condenas y nunca se beneficien de una amnistía?"

-"¿Está usted de acuerdo en dimitir, si se demuestra que la consulta popular que plantea es inconstitucional y queda prohibida?"

-"¿Está usted de acuerdo en reconocer que ETA, en su último comunicado, se ha cachondeado del lehendakari y de su plan?

-"¿Está usted dispuesto a asumir que ha fracasado?"

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios