La ventana

Luis Carlos Peris

Sobre la prohibición nuestra de cada día

INSISTIENDO en lo del otro día sobre la abundancia de prohibiciones que surgían al rebufo del aluvión de libertades, raro es el día en que no nos prohíben algo nuevo. Mientras el panorama es el que es, con el rotundo fracaso de esa cumbre autonómica como última chinita en un camino lleno de obstáculos y dificultades diversas, con lo que los catalanes más ruidosos quieren hacer con la fiesta de los toros y demás barrabasadas que perturban la convivencia normal, una nueva vuelta de tuerca al asunto del fumeque. Ahora confirma Sanidad que en breve estará prohibido fumar en todos, absolutamente todos, los bares. Y uno, que dejó dicho vicio menor hace casi veinte años y al que le trae al fresco dicha medida, ve esto como una prohibición más de las muchas que padecemos y considera ilógico que a un tabernero que se gastó su dinero en acondicionar una zona para fumadores vea que aquello no sirvió para nada, sólo para un gasto más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios