La ventana

Luis Carlos Peris

Una promesa que edulcora la situación

ARDE hasta consumirse una de las pocas industrias genuinamente sevillanas, caminamos hacia la tercera edición de las mismas elecciones, la presencia de un negro en la Casa Blanca coincide con un recrudecimiento del conflicto racial, unos animalistas gilipollas acusan de acto machista el ordeño de las vacas, y para constatar que el cupo de dicha especie es ilimitado un tertuliano tilda de accidente de tráfico la matanza de Niza. Más o menos se resume de esa guisa un panorama que impele a bajarse en la próxima parada de un itinerario que conduce a ninguna parte. Y como contrapunto a tanto contrasentido aparece la promesa de que esa fábrica que ardió el sábado hasta no quedar piedra sobre piedra se reabrirá en el mismo sitio nazareno, el de toda la vida. Sin duda alguna se trata de una de esas noticias que hacen que tanto sapo diario sea digerible.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios