La ventana

Luis Carlos Peris

Lo pronto que algunos encuentran taxi

LEYENDO la noticia me quedé estupefacto cavilando en la cantidad de veces que me he cruzado a pie la ciudad sin encontrar un solo taxi con la ilusionante luz verde en perfecto estado de revista. Con lo complicado que resulta encontrar un taxi libre, mayormente cuando más falta hace porque llueve o es de noche, y lo fácil que le fue a ese tipo que escogió la libertad por el procedimiento del tirón, léase salir por pies y ganarle por velocidad al guardia de turno. Miguel R.J., el velocista que nos ocupa, se dio de bruces con un taxi no más escabullirse de la férrea vigilancia de un solo guardián, qué suerte tienen algunos, que la escena parece salida de una película en la que la muchacha sale del hotel y da enseguida con un taxi libre. Con la cantidad de veces que nos hemos cruzado la ciudad de una punta a otra sin dar con una lucecita verde y hay que ver lo pronto que encontró el rápido Miguel una de ellas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios