Tribuna de opinión

fernando Mendoza

El proyecto Atarazanas y las instituciones culturales

El autor del artículo da a conocer la oposición de varias academias y organismos culturales a la intervención que Vázquez Consuegra plantea en el astillero medieval

DESPUÉS de las dos exposiciones públicas del proyecto, una en el Colegio de Arquitectos, que ha mostrado el "proyecto oficial", y la otra en el Ateneo de Sevilla, que ha explicado lo que su ejecución supondría para la integridad de las Atarazanas, siete importantes instituciones culturales se han manifestado sobre el proyecto que ha presentado La Caixa. Las academias sevillanas de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y la de Buenas Letras; la Real Academia de San Fernando, de ámbito nacional; la Real Academia de la Historia; Hispania Nostra, filial española de Europa Nostra; Grupo Español de Conservación, dependiente del Ministerio de Cultura, y por último, Icomos, la entidad dependiente de la Unesco.

Los informes de todas estas entidades son prácticamente unánimes: el proyecto de La Caixa es inadecuado y perjudicial para las Atarazanas, nuestro monumento civil más importante que queda por restaurar y abrir al público. Vamos a ver los párrafos más significativos de cada una de ellas.

"…En un edificio con la categoría BIC (Bien de Interés Cultural) sólo son admisibles obras de conservación, mantenimiento, consolidación, acondicionamiento y restauración. Por todo lo cual, para cualquier otra intervención es necesario redactar y aprobar un Plan Especial en el que quede claramente reflejado el análisis del monumento en toda su integridad." Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría.

" La Academia….quiere dejar constancia de la necesidad de proteger las Reales Atarazanas de cualquier intervención que dañe o desvirtúe esta muestra de patrimonio hispalense." Academia de Buenas Letras.

"… Se acuerda realizar un proyecto menor (en vez del CaixaFórum), incorporando un añadido al edificio para utilizarlo como cafetería, pero sin plantear el estudio arqueológico previo ni la restauración de las bóvedas de las Atarazanas que se encuentran actualmente rellenas hasta una altura de cinco metros sobre el nivel inicial. Ha habido foros de debate en Sevilla y en el momento actual se pretende hacer una intervención de un coste menor del inicial pero muy agresivo con el edificio y su conservación." Real Academia de San Fernando de Madrid.

"Las Atarazanas están declaradas Monumento Nacional desde 1969 y están protegidas por la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC). Por tal motivo, la actuación que en ellas se pretende llevar a cabo es de todo punto ilegal, ya que cualquier intervención en un monumento de este tipo impide su transformación y mucho más su posible destrucción". Real Academia de la Historia.

"El tratamiento a seguir no puede sino tener por objetivo el respeto y la conservación. No puede ser un proyecto que pretenda una modernización o contextualización, antes bien requiere del respeto de todos y cada uno de sus rasgos, el mantenimiento de cada registro y huella de su antigüedad probada, la conservación de las marcas de los diferentes usos que ha tenido y que han quedado reflejadas en la estructura, en el subsuelo o en la piel del mismo." Grupo Español de Conservación. International Institute for Conservation of historic and artistic Works.

"Las Atarazanas de Sevilla entran en la Lista Roja (de Patrimonio en Peligro) por la inadecuada intervención prevista.

-No se contempla lo más esencial: devolver las naves a su altura original.

-La intervención prevista imposibilitará hacerlo en el futuro.

-El proyecto incluye obra nueva que desvirtúa la imagen histórica del monumento.

El proyecto se opone por ello a criterios unánimemente admitidos por la doctrina en materia de restauración monumental y a los artículos 20.1, 20.3 y 22 de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre de Patrimonio Histórico de Andalucía". Hispania Nostra, filial de Europa Nostra.

Por último, Icomos plantea un extenso informe que destaca de las Atarazanas: "Se trata de uno de los monumentos con mayor valor simbólico para Sevilla y para España". "El proyecto actual no puede aportar las soluciones idóneas para la restauración y rehabilitaciones que se necesitan, por lo que debe suspenderse su ejecución y, a la mayor brevedad, realizar los Estudios Previos, la Carta de Riesgos y el Plan Director que exige el Plan Nacional de Arquitectura Defensiva y en base a los resultados, modificar el proyecto actual o encargar un nuevo proyecto..."

Si existe unanimidad en la falta de idoneidad del proyecto para este monumento concreto, ¿por qué este empeño en mantenella y no enmendalla? ¿No bastan estos informes para que La Caixa se convenza de que ha planteado un proyecto ilegal que puede suponer la destrucción del edificio? ¿No se da cuenta la Junta de Andalucía de que no nos podemos permitir otro conflicto con la Unesco? ¿No recuerda que el alcalde de Sevilla se comprometió con la Unesco, en la reunión de San Petersburgo, a hacer las cosas bien en el entorno de los monumentos mundiales: la Catedral, los Alcázares y el Archivo de Indias? Si volvemos a estar cuestionados por Unesco, el perjudicado más directo sería el Ayuntamiento de Sevilla, que podría ver peligrar su estatus de ciudad con elementos del Patrimonio Mundial.

Ya no estamos alejados un kilómetro, como fue el caso de la Torre Pelli, mal llamada Sevilla, estamos a menos de cien metros de los Monumentos Patrimonio de la Humanidad. ¿No sería más sensato hacer caso a todas estas instituciones y transformar el Proyecto-Cafetería en un Proyecto de Restauración? ¿Por qué transformar un problema de técnica de restauración e intervención en un monumento en un gigantesco problema político? ¿No podemos esperar alguna sensatez de nuestros gobernantes?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios