Las dos orillas

josé Joaquín / león /

El puente de la Feria

ES conocido que los forasteros no entienden las costumbres sevillanas. Ya me refería el pasado domingo a los viajeros románticos y a los viajeros madrileños, que vienen en el AVE para las llamadas Fiestas de Primavera. No entienden, según he podido comprobar, que el miércoles de Feria sea fiesta local en Sevilla. "Si Rajoy dijo que había que racionalizar las fiestas, trasladándolas a los lunes y los viernes, ¿cómo se le ocurre a Zoido, que es del PP, inventarse un puente en miércoles, que es el día ideal para estar una semana completa sin trabajar?", me preguntó el colega. Sin embargo, en contra de lo que parece, es una medida sensata. Y, además, de consenso.

En primer lugar, se debe explicar a los forasteros que las fiestas locales son el jueves de Corpus y el 30 de mayo, día de San Fernando, su santo patrón. Se da una conjunción astral, por aquello de las lunas de primavera, y este año el jueves de Corpus coincide con el 30 de mayo, día de San Fernando. La ocasión era ideal para dejar sólo una fiesta local en 2013. Pero eso hubiera sido prevaricación.

Otra opción era trasladar el jueves de Corpus al viernes, pero eso hubiera sido una estupidez. Por eso, Rajoy no ha podido trasladar todavía ninguna fiesta, ni es probable que lo consiga. No tiene sentido celebrar el día de Todos los Santos, que es el 1 de noviembre, en ningún otro día que no sea ese. Esto sucede porque todo el calendario es de origen cristiano (los días, los años y las fiestas), incluso para los ateos, empezando por el domingo, que es el festivo semanal por ser el día en que Cristo ha vencido a la muerte.

El miércoles de Feria como fiesta local es un invento del Ayuntamiento socialista de Monteseirín, que ha copiado el Ayuntamiento popular de Zoido. Es, pues, un sucedáneo festivo de amplio consenso. No van a criticar los del PSOE lo que ellos mismos hicieron, aunque tampoco sería raro, cosas peores se han visto aquí. Según explicó Maribel Montaño, cuando lo aprobaron para la Feria de 2010, se ponía la fiesta en miércoles "para garantizar el abastecimiento de las casetas de Feria".

La excusa no podía ser más absurda. Se pone para que no se trabaje en Feria y así pueda llenarse hasta la bandera. O para que se larguen a Chipiona o Matalascañas, a darse el primer bañito (si no hay medusas). Es una medida para apoyar a la hostelería y el turismo. Además, hay muchos parados, y les da igual un día que otro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios