La ventana

Luis Carlos Peris

Cuando una puerta se desploma...

DESPLOMÁNDOSE como se desplomó la puerta del Antiquarium, las alarmas se han desatado. Las críticas, tan fundadas, al sobrecoste en su construcción han sido relevadas por la alarma. Alarma en estado puro por cuanto la sensación de fragilidad que siempre dieron las setas ha pasado a hacerse realidad y si la puerta del sótano se cae, qué pensar de lo que podría ocurrir en las alturas. Eso de ir apretando o aflojando tornillos según la temperatura no contribuía, precisamente, a fiarse de la seguridad de la gran obra de Monteseirín, pero es que ahora se viene abajo una puerta sin causas aparentes. Nunca fui acerbo objetor de las setas, pero tampoco partidario por cuanto las vi poco acordes con el entorno. Su colocación, como metidas con calzador, y, claro, la barbaridad de dinero que nos costaron eran los defectos, pero si va y se desploma una puerta...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios