Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Dos puestos, la atracción final

Un puesto para Champions, el cuarto, y otro para bajar, el decimoctavo, polarizarán la atención de esta Liga

EUROPA en el bote y la permanencia habrá de esperar podría ser el título para el análisis de la jornada última. El Sevilla aprovechó la vía de agua que le abrió el irregular Moyà para afianzarse en la zona continental, vigilando la ropa de la UEFA y nadando en busca de una Champions que tiene a tiro de partido y pico. Por su parte, el Betis se acordó de que no sólo el mallorquinista Moyà tiene a la irregularidad como prenda fija en su maleta y se tiró al callejón ante el toro más fácil que le quedaba, ese colista que se va a Segunda pudiendo presumir de haberle ganado al Betis los dos partidos después de infligirle sus dos derrotas más dolorosas.

Así como al Sevilla ya no se le va Europa ni con alas, la Liga es del Real Madrid como Gibraltar es de los ingleses. Con dieciocho puntos por librarse y estando a nueve de su más inmediato perseguidor, que vuelve a ser el Barça, la trigesimoprimera Liga está al caer en Concha Espina. Y con todo el pescado vendido en lo más alto, la plaza que ocupa el Atlético de Madrid es el objetivo del Sevilla y el premio inopinado que encontraría el Racing de Marcelino. Esa cuarta plaza y la decimoctava van a ser los puntos de atracción más intensos en las seis jornadas que restan. La cuarta como premio y la otra como castigo para bajar a los infiernos de la Segunda División.

El Sevilla está muy cerca de conquistar esa cuarta plaza, pues su calendario no es nada del otro mundo, con Murcia, Santander y Heliópolis como desplazamientos y Almería, Valladolid y Athletic de visitantes. Más cerca está el Sevilla de lograr ese premio de repetir participación en Champions que el Betis de caer en un puesto con caracteres de pozo negro. El domingo tuvo la posibilidad de alejarse para siempre de él, pero le renació su vocación de suicida para caerse en lo más llano. Domingo magnífico de Feria para el Sevilla y decepción con el Betis, la Liga parece que tiene definitivamente dueño y lo dicho, cuarto y decimoctavo puestos polarizarán la atracción final.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios