Una pulsión de cambio imparable

ENTRE hoy y mañana se conocerán los últimos sondeos que se harán públicos antes de que los andaluces voten en las autonómicas de 2012. Creo que la tendencia es que desmientan los primeros conocidos al comienzo o fechas antes de la campaña, que aseguraban que aún era posible un gobierno de PSOE más IU. Pienso que se acercarán más al último difundido por la Cadena Ser, que otorga de nuevo una distancia que confirmaría una mayoría absoluta del favorito en las encuestas desde hace más de un año: el PP. Y, claro, un derrumbamiento del PSOE.

Esta tendencia, que la campaña iría sumando más apoyos hacia el cambio que propone Javier Arenas, es en la que creí cuando se conocieron sondeos que dudaban de la mayoría absoluta: porque movilizaban al votante que, por diversas motivaciones, quieren que se produzca la alternancia tras 34 años de poder socialista, 30 de ellos respaldados siempre en las urnas.

Y es que la pulsión de cambio que los electores andaluces han expresado en mayo y noviembre de 2011 es muy clara e intensa, tanto como para que tengan la lógica continuidad en las autonómicas, porque ni ha pasado tiempo suficiente ni las razones que esgrime el oponente socialista tienen la fuerza de la credibilidad. Pretender crear la ilusión de que cada día se está recortando distancia no ha causado sino el efecto contrario. Y pienso que la confirmación de esa estrategia fallida es escuchar al presidente y candidato a la reelección, José Antonio Griñán, la quimera que expresó ayer: que no sólo gobernará sino que conseguirá que el PSOE sea la primera fuerza de Andalucía, condición que se ha perdido sólo bajo su dirección.

La prueba al contrario es que Arenas habla con el tono del ganador, que incluso promete ajustes de calado, seguro de que contra lo que preveía Griñán, los andaluces no le iban a volver la espalda al PP porque Mariano Rajoy gobernase: para eso le votaron masivamente.

A una semana de ir a las urnas, creo que estos sondeos que pregonarán hoy la Presidencia de Arenas, además, reforzarán el voto movilizado por las encuestas que lo pusieron en duda, esos que quieren demostrar que Griñán también erró al separar los comicios.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios