PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Lo queremos todo y a la medida

UNA amable lectora me envió el pasado martes este mensaje: "No doy crédito. He llamado a Atención al Cliente del Metro de Sevilla y me dicen que el horario para el día de Nochebuena acaba a las 21:00 y se reanudará al día siguiente a las 10:00 de la mañana. De modo que un día en el que se podría optar por volver a casa en este transporte, evitando el propio coche, tras una cena familiar en la que casi con seguridad se habrá consumido alcohol, resulta que el Metro tiene un horario mucho más limitado que cualquier otro día. Este país cada día avergüenza más". Pues no, querida lectora, de eso no hay que avergonzarse. Esta noche es especial por su raigambre familiar. Por eso el criterio predominante es que trabaje el menor número posible de personas. Sólo urgencias y mantenimientos estratégicos. Si le sirve de referencia, en Madrid, cuya red de Metro consta de 12 líneas, 300 estaciones y 293 kilómetros, el servicio concluye hoy a las 22:00 y mañana se retrasa su apertura hasta las 8:00.

Es muy positivo que los sevillanos incorporen el paisaje del Metro al ritual de sus celebraciones. Es más, Metro de Sevilla refuerza su servicio con más trenes durante todo el periodo navideño de compras y ocio para reducir el tiempo de espera. Y en su estación de la Puerta de Jerez ofrece actividades lúdicas y didácticas para los niños. Pero esto no es Dubai, estimada lectora. Sería un lujo de emirato costear esta noche el funcionamiento del Metro para que usted lo utilice como un taxi que le evite conducir bajo los efectos del alcohol que ningún gobierno le obliga tomar.

Su comentario está contagiado de la confusión sociológica que considera al servicio público una prestación ilimitada y a la medida de cada uno en todo lugar o circunstancia. Queremos el nivel de los noruegos pero falseando como los griegos. Son malas fechas para un baño de realidad, pero la España real del 24 de diciembre de 2011 es la que intenta evitar que las farmacias quiebren porque la Administración no les paga. Y si el desastre alcanza ya esa atención tan primaria, cómo vamos a pedir que nos abran el Metro esta madrugada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios