liga de campeones El Sevilla se medirá al Manchester United en octavos de Champions

PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La quieren sólo para ellos

HACEN bien los guías turísticos en criticar el mal estado de la Plaza de España y la profusión en el entorno de gorrillas y pedigüeños. Pero no tienen razón al pedir exclusividad en el uso de la monumental plaza, como postal de realidad petrificada sin gente ni tinglados de por medio. A eso se le llama privatizar un espacio público.

La ciudad necesita de espacios como la Plaza de España para el disfrute de sus habitantes, que no van al lugar con la videocámara al hombro pero tienen tanto o más derecho que un grupo de turistas para estar allí un rato. Quien acude desde su casa, porque va a participar en la Carrera de la Mujer o a contemplar con sus hijos un belén de campeonato, también se deleita con la contemplación al detalle o en perspectiva de la plaza. Y no siente que su presencia, ni la instalación de carpas o expositores, sea molesta ni estorbe al prójimo a la hora de hacerse una foto en un lugar tan grande, que conciben además como parte de un parque. Y en los parques céntricos suceden cosas y hay bullicio, ya sean las Tullerías de París o el Tiergarten de Berlín. Y más aún en las plazas monumentales, como la Navona de Roma, el Dam de Amsterdam, la de San Venceslao de Praga o la del Capitolio de Toulouse.

Sevilla, su economía y sus trabajadores no pueden prescindir de la opción de usar dicha plaza para la captación de eventos, congresos y ferias, que son una fuente de riqueza tan respetable como la que desarrollan los guías turísticos. Por supuesto, cuidando el uso de ese enclave y el respeto a tantos elementos ornamentales frágiles.

Con un ejemplo basta: en mayo, el banco italiano Unicredit eligió Sevilla para su convención anual. Llegaron 5.000 personas a la ciudad (a sus hoteles, taxis, tiendas y bares), y el programa festivo incluyó un concierto exclusivo de James Blunt en la Plaza de España. Ya saben, querían el marco incomparable. Esa convención generó en Sevilla un movimiento de 8 millones de euros. Con la propuesta reduccionista de los guías turísticos (la plaza sólo para nosotros), se hubieran ido con su dinero a otra ciudad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios