José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

El quiero y no puedo del sector industrial

EL comportamiento del sector industrial andaluz a lo largo de 2007 podría resumirse en un querer y no poder. En términos generales podríamos hablar de un estancamiento en cuanto a cifras de actividad. Sin embargo, se observan momentos de impulso que crean expectativas positivas de escasa duración, ya que posteriormente le siguen caídas en términos interanuales.

Esta semana hemos conocido los resultados del Índice de Producción Industrial de Andalucía referidos al pasado mes de octubre. Se vuelve a señalar un crecimiento en la producción industrial andaluza de un 1,6 por ciento con respecto al mismo mes de 2006. Aunque una parte de este avance se genera por el efecto calendario (la tasa de variación interanual quedaría en el 0,2 por ciento si consideráramos los mismo días laborables que en octubre de 2006), observamos un cambio importante con relación a los anteriores comportamientos positivos del índice. Se trata del crecimiento en la producción manufacturera.

En octubre de 2007 se produjo un crecimiento del 3,4 por ciento en la producción y distribución de energía y del 1,6 en la industria manufacturera, cayendo la industria extractiva. Sin embargo, el alza de la actividad energética se debió en exclusiva al efecto calendario (descendería un 1,8 por ciento).

En los pasados meses de abril y agosto también encontramos buenos datos industriales, pero basados exclusivamente en el impulso del sector energético. En este caso, el incremento de actividad se debe al mejor comportamiento del sector manufacturero, dirigiendo sus ventas a los bienes de equipo. Estos productos elevaron su producción en un 4,5 por ciento, mientras que fue de un 2,5 para el caso de los bienes intermedios y de un 1,9 en los de consumo. Sin embargo, la industria manufacturera aún está lejos de las cifras del año pasado y en estos diez meses de 2007 acumula una caída del 1,3 por ciento.

Evidentemente, con tres meses en positivo no podemos esperar terminar el año con un buen dato industrial. Con las cifras de octubre, en el presente año el Índice de producción industrial acumula una caída del 1 por ciento respecto al mismo periodo de 2006. Sería otro nefasto año para el sector secundario, por lo tanto, ya acumulamos en Andalucía dos años consecutivos de estancamiento industrial. Muchos meses y aún no sabemos si la Junta ha evaluado sus políticas industriales. Esperemos que se hayan puesto en marcha para encontrar qué no se está haciendo bien y cómo podría impulsar la actividad secundaria andaluza desde sus competencias.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios