in&out

Pilar Larrondo

No sé por qué te quiero

ES curioso cómo de selectiva puede llegar a ser la memoria y cómo un recuerdo puede asaltarnos sin premeditación alguna. Más ahora que es verano, para todos menos para nuestras inagotables mentes pensantes. En ningún caso hablo de los recuerdos comunes que todos almacenamos en nuestras cabezas gracias a nuestra querida caja tonta. El beso de Casillas y Carbonero, el pecho al descubierto de Sabrina o cualquiera de nuestros políticos implicados en un caso de corrupción dimitiendo, espera, eso no ha ocurrido. Esos son trocitos de las historia, repetidos hasta la saciedad y que, en más de una ocasión han sido tema recurrente en alguna de nuestras conversaciones. Pero yo no hablo de ellos, tan fáciles de recordar y revivir. Yo me refiero a esos que nos asaltan de imprevisto y sólo nosotros podemos recordar.

Resulta curioso que una canción de un individuo del que ni siquiera te sabes el nombre y que escuchas porque el conductor de tu autobús la lleva puesta te transporte a ese día de verano del 97 en el que en la orilla de una playa un amigo te ayudó a conseguir tu primera mella. Es llamativo cómo el olor a césped te evoque aquella tarde en la que llevar tus apuntes a una biblioteca fue la antesala al mayor desfase etílico de tu vida. Es maravilloso cómo tu mente puede hacerte recordar en plena discusión de pareja el tropezón que pegó aquel camarero cargado de platos, del que no sobrevivió ni el de plástico. Me parece digno de estudio el que al poner tu mente en blanco ésta te ataque con recuerdos del menú de tu comunión, del día en el que abriste una caja de galletas en el súper antes de pagarla o aquella vez en la que tu amiga te comentó que echarte agua oxigenada en el pelo era la mejor forma de conseguir un rubio natural y tú le hiciste caso. Pero, lo que de verdad me llama la atención es ver cómo nuestra memoria nos hace recordar los nombres de todos los actores de Al salir de clase y sea incapaz de disipar nuestras dudas cuando al salir de casa nos hacemos la eterna pregunta: "¿Habré apagado el gas?".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios