punto de vista

José Ramón Del Río

Un rayo de sol

UN rayo de sol es lo que puede haber visto Rajoy, después de las elecciones gallegas, en las que el PP renueva la mayoría absoluta que tenía, incrementándola. Aunque el éxito de Galicia sus críticos no se lo adjudican a Rajoy, sino que se lo atribuyen al presidente Núñez Feijóo, el más listo de la clase, porque vio venir con antelación la crisis y hoy tiene la autonomía menos endeudada de todas y con menor porcentaje de parados. De otro lado, se dice que Rajoy pierde votos en el País Vasco, lo cual, siendo cierto, no va en demérito del PP ni de su candidato Basagoiti. Mantener diez diputados cuando el independentismo es lo que está de moda es toda una proeza. Él se ha resignado a convivir obligado con la izquierda abertzale y probablemente el maximalismo de Mayor Oreja, sugiriendo que el PP se plegaba a las exigencias de ETA sea la causa de que no le hayan votado algunos que antes lo hicieron.

Desde mi punto de vista, la pérdida de 330.000 votos del PSOE en estas elecciones puede deberse, entre otras causas, a que algunos de sus dirigentes no han faltado a manifestación, protesta callejera e incluso al "rodeo" del Congreso de los Diputados. Como a la gente no se le olvida que la causa última de los recortes que originan estas actuaciones se debe a que el gobierno anterior ignoró las señales de la crisis que se avecinaba y no puso ningún remedio, puede haberles parecido que al PSOE le ha ocurrido lo mismo que le atribuyen a Miguel de Mañara, que fundó el sevillano Hospital de la Caridad para la atención de los pobres y al que le acusan de que "primero hizo los pobres".

Aquí en Andalucía, el presidente de la Junta y presidente del POSE nos quiere distraer con lo del Estado federal. Tanta defensa del Estado de las autonomías y después de haberlo experimentado más de treinta años resulta que no contenta más que a las que son uniprovinciales. Parece que se quiere promocionar como próximo candidato a la Presidencia del Gobierno, con la colaboración especial de Canal Sur. Sus aspiraciones, ambiciosas en lo personal, no lo son tanto para el partido, porque quiere obtener en Cataluña "unos resultados como los conseguido en Andalucía". Ya le han recordado que su candidatura en las andaluzas fue derrotada en las urnas. Y no empieza bien a promocionarse, porque ha anunciado que su Gobierno secundará la huelga general y que tampoco habrá sesión del Parlamento ya convocada, por el mismo motivo, cuando el año pasado no quiso secundar otra huelga (contra el Gobierno de su partido) "porque la democracia, no se toma vacaciones, ni se suspende ni paraliza". ¡Qué bonito!, como se canta en Carnaval, en Cádiz, cuando gusta una copla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios